viernes, 13 de marzo de 2009

Me confieso mutable, inestable, lunática. Acaso hay algo en este mundo que no sea impermanente, fluctuante?... incluso la roca se deshace al compás de los siglos.... mi alma en cambio se estremece a los cuatro vientos, al vaivén de los cinco mares, entre los murmullos de las diez mil presencias luminosas de la incertidumbre, se funde en las llamas de la ausencia .
Luna lunera de mis momentos.....

Pétalos de luna, 2008 (libro de autoedición)

1 comentario:

  1. Silvia! Este blog es un verdadero regalo para el corazón, un viaje hacia el alma y un poco de aliento. Gracias, gracias, gracias y muchos besos. M

    ResponderEliminar