lunes, 26 de octubre de 2009

La torpeza es mi estilo



Lo confieso, no sé dibujar. Bueno, sí que sé dibujar, de hecho todos los niños saben dibujar, aunque muchos luego lo olvidan. Aquí tenéis una pequeña creación mía, hecha a los cuatro o cinco años. Los dibujos de la infancia tienen su magia. Pero luego fui al colegio, e hice Bellas Artes, descubrí el mundo oficial de las formas, y me desaprendieron. me fueron vistiendo con capas cada vez mas tupidas de normas prejuicios, me modelaron con la mirada del otro, me enseñaron cual es la manera correcta de representar las cosas, y yo.... cada día me sentía más torpe y vacilante, pues no conseguía alcanzar la Forma, la belleza deseable. Hasta que un día, este personajillo de mi pasado vino a mi encuentro, con sus grandes ojos curiosos e ilusionados, con sus generosas y torpes manitas, y con un cuerpo creciendo en un traje que apenas le dejaba espacio. Me cogió de la mano y me invitó a redescubrirme en los trazos espontáneos de mi infancia. Me susurró: "sé original, vuelve al origen, tu origen, descubre quien eres y nunca te avergüences de ello".
Este ha sido el viraje más importante de mi vida. Decidí arrancar una a una las capas de cebolla con las que la educación me había acorazado. Y grité al mundo: "Sí, soy torpe. La torpeza es mi estilo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario