domingo, 25 de octubre de 2009

Abulafia

Abulafia 60 X 60 Os presento a mi amigo, amigo invisible, compañero de piso, recitador nocturno y alma errante. Vivió en lo que fuera mi casa ya hace unos siglos, ocho para ser precisos. Pero aquí nadie lo recuerda. Y él sigue buscando, por entre las piedras de la judería, destellos del otro lado, letras cinceladas por el aliento divino, melodías de infinito atrapadas en el silencio. Pero aquí ya nadie lo recuerda. Como a tantos otros, perdidos, abandonados, expulsados, sacrificados. Hay noches que aún lo oigo, sus murmuros febriles, el rumor de sus pasos. Pero aquí ya nadie lo recuerda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario